Solicitar una hipoteca es un paso trascendental cuyos pros y contras debemos pensar con detenimiento.

En la actualidad, es una decisión especialmente complicada, pues la precariedad laboral y las dificultades financieras de un grueso importante de la población española, especialmente de menores de treinta años, dificultan la adquisición de un inmueble y cualquier opción de vivienda que no sea el alquiler individual o compartido.

Sin embargo, hay numerosas maneras de calular una hipoteca y estudiar sus condiciones para que nos salga rentable en una época de bonanza y estabilidad económica. A continuación, se exponen algunos de los pasos esenciales que el comprador potencial tiene que dar para obtenerl

a.

Ante todo, es importante llevar a cabo una labor de investigación. Hay requisitos económicos indispensables que no podemos pasar por alto si no queremos llevarnos sorpresas. Dichos requisitos son los siguientes: unos ingresos en torno a los 2.000 € de todos los titulares de la hipoteca, la disposición de un empleo fijo que no sea reciente, sino antiguo; la renuncia a solicitar una hipoteca con una cuota superior al 35% de los ingresos mensuales, y no figurar en listas de morosos. Estos son, al menos, los requisitos bancarios.

Sin embargo, hay opciones alternativas de financiación online que permiten a las personas interesadas obtener mini préstamos online grátis o con ASNEF o listas de morosos, por lo que es importante tenerlas en cuenta, aunque es impor

tante anticipar que este tipo de préstamos generalmente no cubren las características propias de una hipoteca.

A continuación, el proceso bancario exige presentarnos físicamente en nuestra sucursal y pedir cita. Cuando acudamos a ella en la fecha prevista, será imprescindible informar sobre las condiciones antes expuestas, en cuyo caso el banco otorgará al comprador el FIPRE o ficha de información precontractual.

A continuación, se inicia un proceso burocrático en el cual los futuros titulares tendrán que firmar varios documentos, a partir del cual se iniciará la última fase: firmar las escrituras ante notario. Resultará útil, además, que las personas compradoras tengan en mente los aspectos principales de la hipoteca estándar: importe o capital inicial, tipo de interés, vinculación, comisiones y plazo. Es recomendable estudiar todos y cada uno de estos factores por separado antes de dar el paso definitivo

Publicado por OkHipotecas

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *