La compra de una vivienda es una de las decisiones más importantes financieramente hablando, sobre todo si usarás una hipoteca para la compra. Se trata de una gran inversión de dinero y al mismo tiempo una responsabilidad con las entidades financieras debido a la hipoteca.

Por eso, antes de que te decidas por una hipoteca para conseguir tu nueva casa, es importante que primero entiendas cuáles son los diferentes tipos de hipoteca. Una vez que conozcas cuáles son cada una de ellas y cómo funcionan, podrás tomar la mejor decisión para elegir la que mejor te convenga.

Hipoteca de intereses fijos

Este tipo de hipoteca son las que mantienen su porcentaje de interés de manera fija, sin importar el lapso de tiempo que pase. Eso quiere decir que el interés no va a variar en ningún momento hasta que termines de pagar el préstamo hipotecario. Son ideales para las personas que quieren hacer un gran gasto al principio, y luego no preocuparse por intereses adicionales. Una ventaja que tiene este tipo de hipotecas, es que puedes pedir créditos con Asnef rápidos para ayudarte a financiarla, y salir más rápido de la deuda de la vivienda.

Hipoteca de intereses va
riables

Los intereses de estas hipotecas varían después de un cierto periodo de tiempo. Al principio la deuda inicia con intereses bastante altos, pero luego el costo de los intereses va disminuyendo. Si tienes la posibilidad de liquidar los intereses de esta deuda durante el primer año sin ningún problema, es perfecta para ti. Podrás pagar al principio la parte más costosa y dejar para el final las cuotas más económicas.

Hipotecas de intereses mixtas

Como su nombre lo dice, este tipo de hipotecas combina los intereses fijos junto con los variables. Dependiendo de las condiciones del contrato

, el préstamo hipotecario podría iniciar con un año de interés fijo, y luego los siguientes años podrían ser variables. Es bastante recomendable solicitar créditos con asnef para apoyarte con este tipo de intereses hipotecarios. Sobre todo para ayudarte con las cuotas del primer año donde los intereses suelen ser más elevados.

¿Cómo elegir tu hipoteca ideal?

No existe una hipoteca que sea perfecta o directamente mejor que las demás. Cada tipo es conveniente para una situación u otra. Solo tienes que analizar cuál es la que mejor te convenga según tus necesidades y tus finanzas. Céntrate en saber todos los términos y condiciones de la hipoteca que quieras adquirir. Calcula el tiempo que te tomará pagarla, verifica si los intereses no serán un problema para ti y cuáles son los préstamos que te ayudarán a pagarla más rápido.

Publicado por OkHipotecas

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *