Caja Navarra propone un interesante medio para financiar un hogar, la Hipoteca Reversible, es un préstamo que cuenta con la particularidad de que una vez que el cliente haya cumplido 65 años y haya amortizado el 70% de la cuota su hipoteca podrá invertirse, es decir que el titular dejará de pagar cuotas y recibirá cierta cantidad mensual.

Además de esta particularidad, la Hipoteca Reversible funciona como una hipoteca tradicional donde, como en muchos casos, el diferencial depende del número de productos contratados, este puede oscilar entre un 0,45 y un 1,05.

El importe máximo a financiar es el 80%, con un plazo máximo de 40 años. Una de las ventajas de este préstamo es que cuenta con un periodo de carencia de hasta tres años. El tipo de interés al que está referenciado el préstamo es variable con un Euri­bor a un año más un diferencial libre.

Las condiciones son quizás las desventajas más grandes de esta hipoteca, aunque cabe mencionar que no son excesivamente altas. Por apertura se cobra una comisión mínima del 0,35%, por cancelación parcial no se cobra ninguna comisión siempre y cuando no se amortice más del 25% del capital pendiente, en caso de que sea así se pagará un 1,00%. Por cancelar la hipoteca y subrogarla en otra entidad se cobra un 0,50%.

El titular de este préstamo hipotecario puede reducir el diferencial notablemente si contrata ciertos servicios adicionales, por ejemplo por el conjunto de nómina, tarjeta de crédito, Clavenet, seguro multirriesgo hogar y domiciliación de tres recibos, el titular puede obtener una reducción de hasta 0.25 puntos.

Por contratar un seguro de vida de amortización de préstamos, con el que se pueda cubrir el 100% de la deuda, se puede obtener una reducción adicional de 0.10 sobre el diferencial; también por hacer uso de las tarjetas de la entidad al menos 18 veces en los últimos 6 meses se obtiene una reducción de 0.10 puntos.

El seguro de protección de pagos hace que se obtenga un reducción de 0.15 puntos; sin duda alguna contratar todos estos servicios para obtener esa reducción de puntos sobre el diferencial puede resultar contraproducente pues encaren marcadamente el préstamo.

No obstante los posibles descuentos, la Hipoteca Reversible es una buena idea para quien desee un desahogo a partir de los 65 años, y sin necesidad de cambiar de banco disfrute de las ventajas de una hipoteca inversa.

Publicado por camaltec

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *